Un año nuevo, de momento....devastador.




     Bueno, un poco tarde, pero recupero la actividad del blog en este nuevo año, año que parece muy prometedor por la ingente cantidad de proyectos llamativos que nos llegarán a lo largo de 2016, bien en cine, cómic, música o televisión.
    
    El problema es que, lo que va de año está resultando… devastador. Si, así como suena.En apenas veinte días nos han dejado personalidades clave, no sólo del mundo del cine o la televisión, también de la música, o de varias facetas a la vez.

    Por el mundo del cine comenzamos. El día 1 de Enero, fallece Vilmos Zsigmond, gran director de fotografía con una filmografía en la que encontramos títulos como El cazador, Encuentros en la tercera fase, o La puerta del cielo. Incluso en televisión, con series como The Mindy project.



     Sin dejar el cine, y más doloroso en lo que respecta a nosotros los frikis, el día 14 nos dejó Alan Rickman, nuestro Severus Snape, en mi caso particular, mi personaje favorito de toda la saga de Harry Potter, bueno, en el mío, y en el de la mayoría de fans que disfrutaron tanto en los libros, como en la pantalla. Y además, impagables sus villanos Hans Grüber (Jungla de Cristal) y el sheriff de Nottingham en Robin Hood, príncipe de ladrones (de largo, lo mejor de la película). También nos quedan sus papelones en Sentido y sensibilidad, Sweeney Tood o Love Actually (esa escena con Rowan Atkinson), entre otras. Grande entre los grandes…




     En relación tanto con el cine, como con la música, el primer día del año murió Robert Stigwood, mítico productor cinematográfico y musical, con especial mención de su época dorada, los años setenta y ochenta, donde encontramos producciones suyas, tales como Fiebre del sábado noche, Hair, Grease, Jesucristo Superstar o bandas sonoras, también producidas por el, tales como Fama o El imperio contraataca. A parte de eso, prácticamente los musicales más exitosos de Broadway durante esa época, se los debemos a él, los que adaptó al cine, que ya hemos mencionado, y otros como Evita.



     También encontramos otra pérdida relacionada con ambos mundos, aunque más centrado en el mundo de la música, y más reciente, ya que falleció el pasado día 18, me refiero a Glenn Frey, vocalista y compositor en muchos de los temas de la banda Eagles. En el cine, trabajó incluyendo algunas canciones en bandas sonoras puntuales (Superdetective en Hollywood) e incluso, como actor, apareciendo en la película Jerry Maguire, en un papel secundario. También en la década de los ochenta, actuó en la mítica serie Corrupción en Miami. 



     Y si de cine y música, pero sobre todo de música hablamos, la pérdida más demoledora en lo que va de año, ha sido el camaleónico y polifacético David Bowie. De su música poco puedo decir, que no se haya comentado ya en estos días, sólo reseñar, que posiblemente, sea uno de los músicos que más canciones haya aportado, al mundo del cine, son numerosísimas las películas o series, que cuentan con sus temas en su banda sonora, y, en lo que toca a su trabajo como actor, queda claro, que podemos recordar al Rey de los duendes del laberinto, su papel de joven vampiro en El ansia, su registro más dramático en Feliz Navidad Mr. Lawrence y, más recientemente, su papel de Nicola Tesla, en El truco final. Evidentemente, me dejo muchos títulos en los que ha participado, me he ceñido a los que todos tenemos grabados en nuestra memoria. 



     Esperando que a partir de ahora, estemos más pendientes de las novedades de los estrenos y de los éxitos, antes que de las pérdidas, vamos a continuar nuestro camino por el nuevo año, y aviso, que a no tardar mucho, que las novedades se amontonan…



     Un frikisaludo.








Comentarios

Entradas populares de este blog

Mas tantos que nunca....

Mi superhéroe favorito

Paso a paso, golpe a golpe, asalto a asalto...